FGE en Prensa

Encuesta de Generación Empresarial en El Mercurio: colusión en mercado del papel tissue

Haga click en la imagen para ver la galería

El sondeo revela adhesión del mundo empresarial a la suspensión inmediata, por parte de los gremios, de las empresas coludidas. Lo mismo, da cuenta de un notorio respaldo al mecanismo de delación compensada y atribución de mayores responsabilidades en el caso a los gerentes generales, presidentes y directorio de las empresas involucradas.

A poco más de una semana de que estallara públicamente la colusión del papel  tissue, la onda expansiva del caso no se detiene y sus implicancias se dejan sentir ya no solo entre los involucrados directos, sino en toda la comunidad empresarial chilena.

Tanto, que ejecutivos, directores de grandes compañías y líderes gremiales se han visto en la necesidad de al menos cuestionarse materias que, hasta hace pocos días, no estaban en la primera línea de sus prioridades. ¿Es efectiva la autorregulación? ¿Este tipo de ilegalidades deben sancionarse con cárcel? ¿Cuál es la actitud que deben adoptar las organizaciones gremiales para castigar estas prácticas? ¿Qué responsabilidad les cabe a los directores de las compañías en estos casos?

Una encuesta aplicada por la Fundación Generación Empresarial durante esta semana entrega respuestas a algunas de estas interrogantes. El sondeo fue aplicado a 1.143 directivos de empresas. De ellos, el 86% corresponde a presidentes, directores y gerentes generales.

Consultados sobre las medidas que debieran tomar los gremios con las empresas coludidas mientras dure la investigación, el 55% se declaró partidario de la suspensión inmediata de la membresía de las empresas y personas responsables de los hechos investigados. El jueves, el Comité de Ética de la Sofofa suspendió temporalmente la membresía de CMPC.

No obstante, casi un tercio de los encuestados (32%) considera que los gremios deberían esperar los fallos judiciales antes de adoptar medidas.

Además, mientras la mayoría de los participantes del sondeo cree que el mecanismo de delación compensada es el único que ha demostrado ser efectivo para desbaratar carteles (47% así lo estima), el 39% considera que los castigos actuales son insuficientes y que es necesario que haya penas de cárcel y multas ejemplarizadoras para quienes quieran coludirse.

Además, hay un alto porcentaje (41%) de los hombres de negocios que piensa que la autorregulación es insuficiente y que se requiere de más leyes para enfrentar este tipo de casos.

Pese al revuelo que ha provocado esta situación, un mayoritario 48% de los directivos encuestados dijo sentirse confiado de que este tipo de ilícitos no sucederán en sus empresas, puesto que existen códigos de buenas prácticas y mecanismos de denuncias, entre otras herramientas preventivas.

Los resultados del sondeo muestran también que para la mayoría de los encuestados, las responsabilidades en este caso no se limitan a los ejecutivos directamente involucrados en la colusión, sino que llegan hasta las más altas esferas de las compañías coludidas. El 99% atribuye mucha responsabilidad a los gerentes generales de las empresas coludidas; el 82% a los presidentes del directorio y el 78% le endosa mucha responsabilidad a los directorios en su conjunto.

Además, el 88% de los encuestados considera que este caso debilita la posición del empresariado, respecto de las reformas.

EL 99% atribuye mucha responsabilidad a los gerentes generales y 82% a los presidentes de las firmas.

 

PARA VER LA ENCUESTA EN EL MERCURIO, HAGA CLICK AQUÍ

 

 

FGE en Prensa

Empresas Socias