FGE en Prensa

La mirada de seis empresarios al debate que generó la carta de José Antonio Guzmán

Haga click en la imagen para ver la galería

Frente a esta polémica, Gonzalo, Said, Presidente de Fundación Generación Empresarial sostuvo que “no sacamos nada con estrechar manos y esbozar sonrisas si por detrás se actuará de otra forma”. Aquí algunas citas suyas en el artículo publicado por El Mercurio (para ver la versión completa online, haga click AQUÍ):

Según Said, “los diálogos deben ser francos y abiertos, de lo contrario son un despropósito. No tengo certeza de cómo fueron en realidad las cosas (en el CEP), pero en lo que no concuerdo es en ese discurso de trincheras que se insiste en usar. Lo mejor que puede suceder en este país es que se abra un diálogo real, que haya conversaciones verdaderas entre posiciones opuestas y escucharse sin esperar ganar en todo y tener la razón por completo. Solo así se puede llegar a puntos comunes o al menos a espacios de negociación”.

El encuentro entre la autoridad y el empresariado es siempre una instancia positiva. No podemos atrincherarnos, hay que salir a conversar con valentía, con disposición a validar al otro, a proponer, a negociar, a llegar a acuerdos, a disentir sin miedo”.

“Si bien es cierto que el formato a puertas cerradas alimenta suspicacias y no es un buen momento para generar más desconfianzas, también es cierto que en las instancias privadas, sin medios de comunicación que tergiversen, saquen de contexto o busquen titular con frases que agudicen la polémica en vez de allanar el camino a los acuerdos, las conversaciones fluyen de mejor manera y hay más y mejores avances”.

“Me parece fundamental que no haya un doble estándar. Que, como ya he dicho, la conversación sea franca y abierta. No sacamos nada con estrechar manos y esbozar sonrisas si por detrás se actuará de otra forma o se dirán otras cosas, aquellas que de verdad se piensan. Lo valioso en esta coyuntura sería plantear las inquietudes con sinceridad y valentía, sin miedo a disentir, pero con la capacidad de escuchar abiertamente, acoger las diferencias y ver cómo avanzar en conjunto”.

 

FGE en Prensa

Empresas Socias